martes, 13 de junio de 2017

Villanos de película

Resultado de imagen de villanos de disney

«Pues todo va bien, ya sabes, algo oscuro, lúgubre y como siempre, lleno de muertos
(palabras de Hades, en Hércules)

Disney y otras productoras similares nos han regalado, desde nuestra más tierna infancia historias dignas de recuerdo. Blancanieves, la Cenicienta, Anastasia, Pocahontas, Mulán, La Princesa Cisne, El Rey León, Hércules, Tarzán, Enredados, Frozen…desde las más clásicas a las más modernas, nos han mostrado el lado más sentimental y, al mismo tiempo, el más crudo de la vida, de muchas formas distintas. Una manera suave de aproximarse a los sinsabores y problemas diarios que nos deparaba el futuro.

 Al margen de las versiones originales, mucho más duras, en esta entrada voy a hablar del plano psicológico de los malvados más emblemáticos de estas películas. Casi todo el mundo, al alcanzar ciertas edades, coincide en que los personajes más interesantes de estos films, no son los héroes, que encarnan virtudes con las que es difícil competir o que no aportan el grado de astucia y desconfianza que exige vivir en el mundo real. Son los villanos quienes nos muestran las aspiraciones truncadas, el dolor, la envidia, las ansias de poder, la necesidad de luchar para conseguir tus objetivos a pesar de la opinión de los demás. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que sus motivaciones o sus deseos fueran buenos o dignos de elogio, pero nos muestra una faceta del carácter humano con el que muchos pueden sentirse fácilmente identificados.  Y no solo eso: los villanos retratan a personas que existieron en distintos lugares y épocas.
Puesto que la lista sería demasiado larga, no voy a hablar de todos los villanos. Solo de aquellos que por su actitud, situación personal o habilidades parecen más realistas.

El Gobernador Ratcliffe (Pocahontas)

Repelente, vago, lameculos, megalómano, manipulador y cruel.  El hecho de que convine colores como el rosa y el negro con unos ridículos lacitos en el pelo, sugiere una personalidad oculta. Parece un hombre con dotes de mando y seguro de sí mismo, pero en el fondo tiene serios problemas de autoestima. Está dispuesto a todo para conseguir oro y, cuando no lo encuentra, decide culpar a los indios y acusarlos de haberlo escondido, consciente de que sus hombres se rebelarán contra él si descubren que han ido hasta Virginia para nada. Lejos de lo que pueda parecer, los reyes enviaban a las Américas a aquellos hombres a quienes no querían cerca. Normalmente eran individuos con mala reputación y conflictivos. En otras ocasiones, eran personas que decidían marcharse voluntariamente con la intención de regresar ricos a su país. Ratcliffe cumple todos los requisitos. Menos el del sentido común, por supuesto.

Príncipe Juan (Robin Hood)

 Este malvado personaje de Disney está basado en el príncipe Juan Sin Tierra, hermano del rey Ricardo Corazón de León. No fue muy popular en su época, pues se lo consideraba débil e irracional. Disney lo convirtió en un usurpador codicioso. Un tirano que sangraba a su pueblo, con una personalidad infantil y rastrera. Es miedoso y no muy inteligente, por lo que como malo de cine es difícil tomárselo en serio. Del verdadero Juan Sin Tierra, se puede decir que no tomó las decisiones más acertadas. Era el pequeño de cuatro hermanos, y para hacerse con el trono, conspiró contra ellos (en especial contra Ricardo, que era el favorito de su madre, Leonor de Aquitania). En honor a la verdad, los hermanos conspiraron los unos contra los otros, y ninguno tenía especial tacto político, ni siquiera Ricardo, que tenía más alma de soldado que de rey. Juan tenía una personalidad muy polarizada, podía ser simpático y generoso, pero también envidioso, caprichoso, ligón e hipersensible. Le gustaban el juego, el vino y la música. Era el niño consentido de su padre, y eso pudo haber influido mucho en su carácter. Pese a no tener mucho éxito en materia de gobierno, en el plano amoroso tenía mucha fama y por lo tanto, varios hijos ilegítimos.

Madre Gothel (Enredados)

Es una de las villanas más narcisistas de Disney. Obsesionada con su aspecto, llegó a secuestrar a Rapunzel con la única intención de utilizarla y mantenerse joven. En esta historia, madre Gothel es una mujer corriente, y aunque se comporta como una bruja, en realidad no tiene poderes. Cualquiera podía extraer la magia del cabello de Rapunzel con una canción. De su pasado no se sabe gran cosa, solo que vivió más años de lo normal absorbiendo la energía de un rapónchigo o ruiponce encantado (una flor a la que los hermanos Grimm llamaron Rapunzel). La versión original es mucho más cruda, y ahí la madre Gothel es la bruja Gothel, propietaria de un jardín de rapónchigos. Una mujer que vivía cerca de allí, tuvo un antojo de rapónchigos mientras estaba embarazada, y su marido acudió a casa de Gothel para llevárselos. Ella lo acusó de haber intentado llevárselos sin permiso e intentó castigarlo. Al final acordaron que, a cambio de las flores, él le entregaría su primer hijo (historia que se repite en los cuentos y leyendas de los hermanos Grimm y que hace referencia a antiguos tratos con criaturas mágicas o demonios, en los que se sacrificaba a un bebé a cambio de poder, riqueza, fama, o de salvar la vida de alguien). La bruja de la historia original tenía muy mala sombra y estaba muy lejos de ser la madre sobreprotectora de Disney. Cabe decir que esta historia también guarda muchos paralelismos con la Bella y la Bestia, pero desde luego su final fue más agridulce.

Shan Yu (Mulán)

Pese a su aspecto amenazador y sus maneras de líder, no se puede decir mucho de este individuo. Parece cruel e inteligente, pero a la hora de la verdad se queda a medias. Se enfrentó de forma directa al Imperio Chino, sin aliados ni espías. Buscaba la rendición del emperador cuando podría haberlo matado, y el suyo fue uno de los finales más surrealistas de Disney.
Los Hunos, sin embargo, eran mucho más aterradores y poderosos de lo que sugieren los dibujos. El grupo que aparece en la película, según algunas teorías podría ser similar a los Xiongnu, pueblos nómadas procedentes de las estepas orientales de Mongolia. El  «Chanyú» no era un nombre, sino el título del hombre que gobernaba a estos pueblos.

Jafar (Aladdin)



Esto sí es un villano de la talla de Maléfica o de la Reina Malvada. Jafar era mago y visir de Agrabah, y estaba obsesionado con alcanzar el poder supremo (tanto a nivel mágico como político). Su arrogancia y su perversidad casi no tenían rival (porque a todo hay quien gane).  Sus grandes aspiraciones lo llevaron a plantearse un matrimonio con Jasime, la hija del Sultán, para así poder emparentar con la familia real y acceder al trono como consorte. A falta de herederos varones, esta era la única vía para ostentar el cargo, y en sí misma esta era una idea poco original. Al final se pasó de rosca y se convirtió en un Djin o genio, y fue encerrado en otra lámpara mágica. La moraleja de la historia habla claro, cuidado con lo que deseas, porque podría no ser lo que esperabas.
La historia de Aladdín está basada en un cuento de las Mil y Una Noches. La versión original casi no se parece a la de Disney, y no solo nos muestra a un genio, sino a dos. Uno muy poderoso, que ayudó a Aladdin a convertirse en pretendiente de la princesa, y otro, encerrado en un anillo, que fue quien le echó una mano cuando Jafar (o Mustafá, su verdadero nombre) le quitó la lámpara. Técnicamente ambos hacen trampas, pero Aladdin resulta ser el más hábil. En la mini serie Arabian Nights tuvo lugar un duelo entre ambos genios, y al final Aladdin resuelve la situación cuando roba de nuevo a Mustafá.

El juez Claude Frollo (El jorobado de Notre-Dame)


Si existe un personaje que ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, ese es Frollo. En la versión de Disney de la obra de Víctor Hugo, se muestra como un hombre de Dios, en apariencia recto, justo y devoto, que está obsesionado con erradicar a aquellos a quienes considera la escoria de la sociedad, principalmente gitanos, ladrones y asesinos. En concreto desea dar con la ubicación de la Corte de los Milagros, donde los parias se han reorganizado y han creado lo que se llama una Contra-cultura. Allí, mendigos, ladrones y prostitutas tienen su propio orden social, sus propias normas y su propia justicia. Es por esta razón que son considerados una amenaza. Frollo mató a la madre de Quasimodo, y lo cuidó por obligación y por temor a ser castigado tras su muerte. El juez, lejos de ser un santo, es un hombre reprimido que siente un profundo deseo sexual por Esmeralda, una gitana y como tal, la encarnación de su polo opuesto. Al final Frollo deja salir su verdadera personalidad y se convierte en un auténtico monstruo.
El Frollo de la historia original no era tan malo, y es un hombre con una personalidad muy complicada, dividido entre una posición elevada y sus verdaderos deseos e intereses. Por un lado era un alquimista consumado (y sus prolongados encierros casi lo llevaron a la locura), y por otro era un hombre con un elevado deseo sexual, algo que debía ser muy frustrante pues debía mantenerse célibe para no caer en el pecado. También anhela el amor, pero no sabe canalizar sus emociones.

La reina Grimhilde, o Reina malvada (Blancanieves)

Esta es, sin lugar a dudas, la villana perfecta. Reina malvada, madrastra asesina, bruja especializada en magia negra, tan bella como vanidosa y cruel; no le falta ni un detalle. Es francamente difícil encontrar un aspecto positivo en esta mujer, que incluso pidió el corazón de Blancanieves (no os miento, quería comérselo). Su fama como envenenadora unida a una actitud impasible, y su severidad, hacen que resulte muy fácil compararla con un personaje concreto de la historia: Livia, la mujer del emperador Augusto, que no dudó en envenenar a la competencia para que su hijo ascendiera al poder y así poder ejercer su autoridad con mayor libertad (incluso se dice que llegó a envenenar a su marido después de cincuenta años de matrimonio).  Pero Blancanieves también está basada en la vida de una princesa llamada María Sofía que nació en Alemania en el siglo XVIII y que sufrió a manos de su madrastra. De niña se había quedado ciega debido a una enfermedad. Su pueblo la quería y por distintas circunstancias se cree que tuvo bastante trato con un grupo de niños que trabajaban en las minas de Bieber.
Maléfica (La Bella Durmiente)

Esta hada malvada hizo honor a su nombre. Es una de las mujeres villanas más poderosas, y tiene rango de Reina de Mal, con claras alusiones al Diablo cristiano (hasta su cuervo se llama así). De ella, lo único que sabemos es que no recibió la invitación al bautizo de Aurora, y se sintió muy indignada, por lo que se personó en el convite y maldijo al bebé. Su actitud es vengativa y rencorosa, y sabe golpear donde más duele. A través de la princesa consigue herir a los reyes. Pero ¿existía una razón más allá de lo evidente por la cual les tuviera tanta inquina? Probablemente sí. En la historia se dice que los reyes tardaron mucho en concebir un hijo. Seguramente recurrieron a Maléfica y ella les ofreció su ayuda. Sin embargo, debido a la fama del hada (y a que en su presencia no habría sido muy fácil destensarse y disfrutar de la fiesta) decidieron no invitarla al bautizo y ella se sintió despreciada. Imaginad que sois la única persona a la que no han invitado en todo el reino y la criatura nació gracias a ti. El rebote es comprensible. Ahora bien, que descargara su ira sobre la niña, no estaba justificado.
De todas formas, este es un cuento cargado de mucho simbolismo (que sorprendentemente resulta más evidente en la versión de Disney que en la original del Pentameron, donde la historia se llama Talía, Sol y Luna). Las referencias al paganismo son claras y si alguien desea saber más sobre la filosofía y las referencias mitológicas ocultas en esta historia, debería leer el artículo del autor José Carlos Fernández Romero en este enlace 

Úrsula (la Sirenita)

Es la bruja de los mares, vil y manipuladora hasta el extremo. Mentirosa, tramposa y vengativa. En resumen, más mala que la tiña. Engaña a sus víctimas para que hagan un trato con ella, y se las ingenia para que no puedan conseguir su objetivo y así quedarse con sus almas (igual que un demonio). Del pasado de Úrsula se pueden deducir algunas cosas. Era la hermana de Tritón (por lo que seguramente fue una sirena en sus años mozos) pero conspiró para hacerse con el trono y su hermano la transformó con su tridente y la desterró. Desde entonces solo vive para destruir a Tritón y a su hija favorita, Ariel. Incluso con sus acciones, la historia de Disney no es tan dramática como el cuento original de Andersen, y las preocupaciones sobre el alma inmortal están muy influenciadas por las creencias religiosas.


Scar (El Rey León)

Scar es el peor villano de Disney. Fue capaz de matar a su hermano y atentar contra la vida de su sobrino para convertirse en rey. Es sociópata, manipulador, astuto, hipócrita y hábil a la hora de conseguir apoyos. Hay personas que sostienen que la historia está basada en Hamlet (igual que la relación de Kiara y Kovu se basan en Romeo y Julieta), pero en realidad es aplicable a muchas traiciones habituales en las familias que se disputaban el trono en la vida real (a veces incluso las leyes obligaban al asesinato de parientes para evitar problemas en el futuro). En algunas escenas se hace una clara referencia a Hitler y al nazismo (Scar implantó un régimen de terror ayudado por las hienas) y expulsó a todos aquellos que se oponían a su mandato. Se parece un poco Jafar  o incluso a Hades (del que hablaré después) que en la versión de Disney llevó a cabo acciones similares.

Hades (Hércules)

Y por fin llegamos a la mente maestra. Hades, dios del inframundo. En la película Hércules, se muestra como un hombre cruel, amargado, solitario y ávido de poder. Tiene un sentido del humor bastante retorcido y tendencia a perder los nervios de vez en cuando. Un aspecto positivo del personaje, es que a pesar de sus fracasos siempre se levanta y maquina nuevos planes para hacerse con el Olimpo. Tal y como hicieron Úrsula y Scar, atentó contra la vida de su sobrino y trató de encerrar al dios supremo, en este caso Zeus. Su aspecto es una mezcla entre la figura griega de Hades y la imagen cristiana del Diablo (una vez más, también hace tratos a cambio del cumplimiento de ciertas condiciones). Otro aspecto interesante de esta historia, es el hecho de que Hércules sea hijo del dios supremo (como Jesucristo) y luche para regresar al Olimpo.  La referencias griegas y cristianas son constantes. Aunque esto es sin duda una reminiscencia de los mitos originales.

El Hades mitológico, por el contrario, es un dios muy digno, aunque con una vida bastante lúgubre y desencantada. Su existencia siempre gozó de un toque dramático, pero al mismo tiempo era uno de los dioses más temidos, junto con su esposa Perséfone, más por el lugar que gobernaba que por su carácter. Como primogénito, podría haber heredado el Olimpo, pero aceptó echar a suertes el gobierno del Mar, el Cielo y el Inframundo, quedando con la parte que nadie quería. Aun así, como es también señor del subsuelo, es inmensamente rico (todos los metales, así como cualquier riqueza del interior de la tierra le pertenecen) y es en cierto modo el que evita que las almas de los muertos regresen al mundo de los vivos para importunarlos (aunque de vez en cuando haga excepciones).

Algo que también tienen en común casi todos estos villanos es que están solos (no tienen pareja en ese momento o sufren un amor no correspondido), mientras que aquellos a quienes intentan dañar gozan de un amor eterno e ideal. Aunque intentan disimularlo, todos son profundamente infelices y se consuelan solo con las cosas terrenales o con vengarse de aquellos a quienes culpan de su situación.

2 comentarios:

  1. Holaaa!
    Coincido con lo que dices de que al final el personaje más interesante es el villano, yo suelo quedarme con los buenos villanos de los libros o películas porque son más interesantes y te sorprenden más. De todos los que has mencionado me quedo sin duda con Scar por lo que dices de él (y sí, es el peor de Disney, de hecho fue capaz de una crueldad bastante chocante con disney) y porque El rey león es mi película favortita.
    Un beso y enhorabuena por una entrada tan currada =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Sandra! Me alegro de que te haya gustado la entrada. Podría hablar de muchos más, pero no quería aburrir, así que creo que esta selección está bien. Mi favorito es Hades :) ¡Un abrazo!

      Eliminar