domingo, 13 de agosto de 2017

Los Centauros

Centauro, Mitología, Escultura, Arte, Monumento, Mármol

Los centauros, como ya mencioné brevemente en la entrada sobre Animales Fantásticos, son de las criaturas más célebres de la mitología griega. Un factor interesante sobre estos seres, además, es que no existen referencias similares en otras mitologías; algo que en sí mismo resulta extraño. Se pueden encontrar distintas versiones de dioses, semi-dioses, seres feéricos, dragones, sirenas, vampiros, licántropos etc. en las creencias populares de distintos lugares del mundo, pero en lo tocante a los centauros no es fácil encontrar paralelismos, más allá de diversos híbridos de hombres-bestia. Su fama, no obstante, siempre ha sido grande, pues aparecen en infinidad de textos griegos y su protagonismo en dichas historias es bastante remarcable. Lejos de interpretar un rol secundario, o de ser conocidos por su brutalidad (como suele ocurrir con otras criaturas que exhiben características animales), los centauros constituyen una de las razas mitológicas más complejas y fascinantes, y ponen en evidencia el hecho de que el conocimiento no está reñido con un modo de vida natural.

Centauro, Caballo, Mito, Mitológico, Mitología, CosasEn cuanto al origen de los centauros se citan dos ramas primigenias. Los individuos nacidos de estas uniones son más bestiales y primitivos, y muestran una exagerada tendencia al belicismo. La primera fue engendrada por un hijo de Apolo y Estilbia, hija de Peneo. De ellos nacieron los centauros y los lapitas, habitantes de Tesalia. La segunda rama, nació de la unión de Ixión y una nube con la forma de Hera (que fue un señuelo creado por Zeus). Los centauros sufrieron el rechazo de los demás seres, pues su nacimiento no fue presenciado por las Gracias, y se vieron obligados a engendrar descendencia con las yeguas de Magnesia. Algunos descendientes fueron Agrio, Licos o Eurinomos (y, en honor a la verdad, ninguno de ellos se hizo famoso por su comportamiento civilizado).
En sus inicios, el aspecto de los centauros era un tanto diferente. No solo tenían torso humano, sino que sus piernas delanteras también lo eran y solo sus cuartos traseros mostraban un aspecto similar al de un caballo. También eran muy velludos. Tras los textos homéricos se popularizó la imagen actual, donde se representan con el torso de un varón (y hay quien dice que su aspecto se terminó de definir en la época del escultor Fidias).

Resultado de imagen de pechenegoLa palabra centauro procede de «Kentauros» y significa «matador de Toros». Esta referencia procede de un mitógrafo griego del siglo IV a.C. de nombre Paléfato, quien nos cuenta que los tesalenienses fueron víctima de una invasión de toros salvajes en el Monte Pelión, por lo que se vieron obligados a reunir a un grupo de jinetes experimentados para reunirlos y evitar que siguieran asolando la zona. Estos jóvenes tan diestros en equitación, fueron invitados a la boda del rey de los lapitas, Piritoo, pues eran parientes suyos, pero uno de ellos bebió más de la cuenta y acabó propasándose con la esposa del rey. El joven fue castigado y sus compañeros decidieron vengarle, de forma que atacaron a los lapitas. Su habilidad era tal que eran capaces de lanzar flechas al mismo tiempo que montaban a caballo, por lo que muchos juraron que eran mitad hombre y mitad caballo. Pero esto de poco les sirvió, pues Pirítoo reunió a su ejército y, con la ayuda de Hércules, de Teseo y de otros guerreros de renombre, los persiguió y les dio caza. Este acontecimiento, desde mi punto de vista, responde más a un intento de invasión por parte de pueblos esteparios (su habilidad en monta y tiro con arco eran legendarias), o incluso de alguna incursión céltica anterior al siglo III a.C., de la región de Tesalia.

Robert Graves sostiene que la creación del centauro fue una reminiscencia de una secta prehelénica que adoraba a los caballos. Otros investigadores creen que son consecuencia de un choque cultural. Sea como fuere, los centauros dieron mucho que hablar en años y siglos posteriores.

Resultado de imagen de centauro quirón vasijaAlgunos centauros que se ganaron una fabulosa reputación fueron Quirón o Folo, pero ninguno de ellos procede de la misma rama que los centauros mencionados más arriba, que eran mucho más violentos; sino que su linaje se remonta a los Olímpicos. Ambos estaban interesados en la música, la ética, la moral, la medicina, distintas técnicas de caza, la adivinación o la astronomía. Tales dones hicieron de ellos grandes maestros y compañeros, y tuvieron el honor (o la desgracia) de entrenar a algunos héroes o a hijos de dioses.  Y digo desgracia porque ambos fueron asesinados por Heracles de forma accidental. Lo cierto es que hay infinidad de relatos sobre la relación poco amistosa de Heracles con los centauros (y parece que se dedicó a repartir leña en distintas regiones, incluida Arcadia, donde se dice que los centauros era un pueblo ganadero muy bien organizado que se alió para hacerse con el control en algunos territorios).

 Algunas fuentes nos cuentan que los exterminó a todos, pero esta teoría no parece factible ya que fue el centauro Neso quien engañó a Deyanira para que envenenara a Hércules con su propia sangre —otra peculiaridad de los centauros es que, al igual que la hidra o la mantícora, su sangre también resulta venenosa—.
Resultado de imagen de constelacion de sagitarioTras el fallecimiento de Quirón (que dejó de ser inmortal gracias a Prometeo), este fue ascendido a los cielos y se convirtió en la constelación de Sagitario.
En lo que respecta a la cuestión reproductiva, existen ciertas lagunas. La representación de las centáurides, centauras, o centauresas, es tardía y tiene su origen principalmente en pinturas. En muy contadas ocasiones se menciona a hembras de la especie en las leyendas, aunque algunos dicen que a diferencia de su versión masculina eran bastante hermosas y que vivían con los machos de su especie en el mismo estado salvaje.

Resultado de imagen de centauride fantasia 2000
 Seguramente, al existir muy pocas criaturas capaces de hacer frente a un embarazo de ese tipo, los autores clásicos se decantaron por yeguas y ninfas como potenciales parejas de estos seres. Aunque en los documentos antiguos se recogen intentos de violación por parte de centauros a ninfas y a humanas. Esto pone en evidencia la asociación del caballo con la potencia y la virilidad masculinas, que en el caso de estos individuos dominaba sus impulsos de vez en cuando.

Todo esto tiene sentido desde un punto de vista teórico, por supuesto, pero también hubo quienes afirmaron haber visto centauros reales, por increíble que esto pueda parecer. Sin embargo, estos presuntos avistamientos se produjeron solo en la época antigua, a diferencia de lo que ocurre con otros seres que mucha gente dice haber avistado en tiempos modernos.
Plutarco nos cuenta que Periandro, tirano de Corinto, había visto uno, y Plinio dice que tuvo ocasión de ver otro embalsado que fue trasladado desde Egipto a Roma durante el gobierno del emperador Claudio. (Si tenemos en cuenta lo que se dice de este emperador, a quien todos creían un necio —aunque no lo fue— es preciso señalar que quizás alguien quiso gastarle una broma).


Todas estas referencias clásicas han encandilado a muchos autores modernos y ahora, casi más que en cualquier otra época, los centauros han ocupado de nuevo un lugar destacado en la literatura o el cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario