viernes, 12 de septiembre de 2014

La Bestia de Gévaudan (Primera Parte)

                          

Todo comenzó en la localidad de Langogne,  en el Gévaudan, un territorio perteneciente al departamento de Lozére, situado en la zona Sur de Francia. Corría el mes de junio del año 1764 y la primera persona que tuvo la desgracia de toparse con la misteriosa criatura fue una mujer ganadera que vivía cerca de Langogne. Aunque la bestia la atacó, ella sobrevivió gracias a la oportuna intervención de sus bueyes, que lograron ahuyentar al animal.
Ese fue el primer encuentro de muchos otros, que en su mayoría acabarían de forma trágica.
A finales de ese mismo mes, en Hubacs, falleció la primera de sus numerosas víctimas. Su nombre era Jeanne Boulet, una joven de catorce años.
El 8 de Agosto de 1764, la bestia atacó a otra chica de la misma edad de la aldea de Masmejean,
A finales de Agosto, la bestia devoró a otros dos niños. Las víctimas fueron halladas en la selva de Mercoire.