domingo, 23 de noviembre de 2014

Vampiros, Íncubos y Súcubos.



“No hay vida en este cuerpo. Yo no soy nada, sin vida, sin alma, odiado y temido, estoy muerto para todo el mundo. Escúchame, yo soy el monstruo al que los hombres vivos matarían. Yo soy Drácula.”
Gary Oldman. Conde Drákula.

Entre lo antiguo y lo moderno, entre el temor y el interés, entre el dolor y el placer…vampiros. Criaturas magnéticas y terroríficas donde las haya.  La curiosidad que han despertado en los humanos se remonta a varios milenios antes de Cristo. Pero ¿cómo eran antes de la publicación de la famosa obra de Bram Stoker? Desde luego, no se parecían en nada esos entes pasionales y hermosos que tan de moda están en el cine, los libros y la pequeña pantalla de hoy en día.

viernes, 7 de noviembre de 2014

La Bestia de Gévaudan (Segunda Parte)


 Ciertos rumores de la época acusaban a uno de los hijos de Jean Chastel, Antoine, como el verdadero instigador de la Bestia. Decían que vivía en una cueva, en el bosque, apartado del resto de la gente y rodeado de animales salvajes. Algunos llegaron a considerarlo un brujo.
Cuando Jean Chastel, en compañía de sus dos hijos, mantuvo una extraña disputa en Montchauvet con los guardabosques, Pelissier y Lachenay, los Chastel fueron encarcelados. El propio arcabucero del rey dijo textualmente «No los dejes salir más que cuatro días después de nuestra salida de esta provincia» y se constató que los ataques de la Bestia, mientras los Chastel estaban presos, disminuyeron.

También resulta interesante el hecho de que antes de que Chastel matara a la Bestia, una amiga íntima de este muriera atacada por el animal. Este acontecimiento pudo propiciar un cambio de actitud y la decisión de eliminar a la Bestia definitivamente.