miércoles, 6 de julio de 2016

Segunda parte: Animales Fantásticos y Dónde encontrarlos.



EL FÉNIX
Rowling los describe como pájaros de color rojo y cola dorada, del tamaño de un cisne. Establece sus hábitats en India, China y Egipto, y sostiene que pueden vivir muchísimos años debido a una habilidad poco común en el reino animal: puede regenerarse de sus propias cenizas. También afirma que sus lágrimas son curativas, entre otras virtudes.

Este animal en realidad es de origen etíope y «Fénix» fue el nombre otorgado por los griegos al «Bennu» pájaro del que Herodoto nos habla en Los nueve libros de la Historia.  En su obra, nos cuenta que los tonos de su plumaje se encuentran en la gama del rojo, pero no es un color uniforme. Era, según parece, del tamaño de un águila y en Egipto estaba asociado con el culto solar. «Otro ave sagrada hay allí que solo he visto en pintura, cuyo nombre es el Fénix. Raras son la veces que se deja ver, y según los de Heliópolis solo viene a Egipto cada 500 años. […] Tales son los prodigios que de ella se cuentan, que aunque para mí pocos dignos de fe, no omitiré el referirlos.»