sábado, 10 de noviembre de 2018

ESPECIAL: Los Gigantes. La Raza perdida. Parte 1


Resultado de imagen de PINTURA de goliat gigante

“Cuando comenzaron a multiplicarse los hombres sobre la tierra y tuvieron hijas, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron de entre ellas por mujeres las que bien quisieron”
Génesis. 6 (1-2)

La presencia de gigantes en numerosos pasajes de la Biblia, ha sido un tema «picante» en lo que respecta a las teorías que afirman que hace unos pocos miles de años, los humanos no estaban solos. Todo el mundo ha oído hablar de animales de proporciones épicas. Desde el famoso Kraken (descubierto por la ciencia hace relativamente poco), a osos de tal tamaño que habrían dejado a cualquier cazador con la mandíbula colgando, y serpientes o tiburones de dimensiones prehistóricas. Pero en cuanto se habla de seres humanoides de más de dos metros y cuarenta centímetros de altura, todos, desde arqueólogos a científicos y gente de a pie, se echan las manos a la cabeza.